#MASELE | Procesos de Adquisición y Aprendizaje de L1, L2 y LE

La adquisición de L1 y L2

¿Cómo aprenden los niños la lengua materna? ¿Y son los procesos de adquisición de una segunda lengua igual que la adquisición de la lengua materna? Estas dos preguntas han sido las preguntas centrales durante las tres sesiones de Procesos de Adquisición y Aprendizaje en la Universidad de Sevilla, esta semana.

Adquisición de L1: ¿cómo se aprende una lengua materna?

Hay varias teorías sobre la adquisición de la lengua materna, entre ellas la teoría de la gramática universal de Noam Chomsky por un lado y la teoría conductivista de B.F por otro. Skinner. Según Skinner, aprendemos una lengua porque la sociedad adulta en la que crecemos nos obliga a comunicarnos bien. Así, un niño sigue intentando decir “dame el juguete” hasta que efectivamente se lo dan. A mí, esta teoría no me convence mucho, sobre todo porque hay investigaciones que muestran que los adultos tienden a corregir los errores de contenido más que los errores lingüísticos.

Personalmente, creo más en la teoría de Chomsky, aunque no hasta el extremo. La teoría chomskiana parte de la idea de que tenemos una gramática universal e innata cuando nacemos, que nos permite aprender nuestra lengua materna. Según Chomsky, la adquisición de una lengua materna es como aprender a andar: los seres humanos estamos programados para poderlo y no se puede evitar que uno lo consiga. Asta gramatica universal hace que los niños primero produzcan palabras que escuchan en su entorno, y a base de de este input van produciendo oraciones que los adultos nunca dicen, como “he rompido” en español, “mouses” en inglés o “loopte” en neerlandés. Al tener programada la regla morfólogica, llega la fase de aprender las irregularidades. Todos sabemos que hasta los adultos a veces nos salen verbos mal conjugados.

Ahí llegamos ya al tema de la corrección por parte de los adultos y el motherese, la lengua adaptada de los adultos a la hora de dirigirse a los niños. Opino que de verdad no hace falta adaptar la lengua para que el niño aprenda mejor, ya que también existen culturas donde ni se habla con los niños. Sin embargo, creo que la adaptación del lenguaje sí puede llevar elementos más bien afectivos, no lingüísticos. También nos preguntábamos si un niño puede adquirir dos distintos dialectos. Yo, por mi parte, digo que será muy difícil, ya que no creo que sea lo mismo aprender inglés y español que aprender dos dialectos. El madrileño y el andaluz, por ejemplo, comparten el mismo sistema lingüístico y creo que sólo en los casos en que el niño crezca en ambos territorios, será bilingüe en dos dialectos.

Adquisición de L2: ¿igual que L1?

Otra pregunta que planteamos era si un aprendiz de una segunda lengua aprende esta lengua igual que su lengua materna. Creo que esto no es el caso, ya que el aprendiz suele disponer de un sistema lingüístico ya totalmente desarrollado. Siempre habrá interferencia de nuestra lengua materna cuando aprendemos otra lengua, ya que siempre partimos de nuestra lengua materna, traduciendo las palabras y las frases. Sin embargo, planteo en este artículo la pregunta por qué lo hacemos. ¿Puede ser que el sistema educativo nos obliga a partir de nuestra lengua materna? ¿Qué pasaría si pasáramos por todos los procesos de adquisición como en la lengua materna?

Un bebé empieza a aprender una lengua con los fonemas, destacando los fonemas más importantes y distintivos en la lengua materna durante los primeros meses. Luego va a producir las primeras sílabas, las primeras palabras y poco a poco adquiere las primeras reglas morfemáticas y puede formar verbos conjugados y sustantivos plurales… ¿Por qué queremos que los alumnos aprendan el verbo “ser” con todas sus irregularidades ya en las primeras semanas? ¿Por qué los aprendices siguen cometiendo errores en cuanto al número del verbo, mientras los niños nunca lo hacen al aprender su lengua materna?

¿Es todo eso la interferencia de la lengua materna? Seguro que sí. Pues, es la tarea del profesor conseguir que la lengua materna no interfiera. En el próximo artículo trataré el tema de cómo enseñar la gramática en el aula de las lenguas extranjeras.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s