#MASELE | Aprendizaje y Adquisición de la Lengua Española para el Alumnado Arabófono

Factores interculturales 

Enseñar una lengua, sea inglés, español u holandés, a un alumno arabófono lleva mucho más allá que sólo los aspectos lingüísticos. Es cierto que en cada aula de lengua extranjera, los factores interculturales deberían ser uno de los temas principales, pero aún más con respecto a aquel alumnado que procede de una cultura no occidental, como el alumnado arabófono.

En primer lugar es necesario señalar que es imposible presentar una sola cultura árabe que englobe todo el territorio donde es hablada la lengua árabe. Es cierto que la cultura de Marruecos no es la misma que la cultura de Iraq, pero también es cierto que por compartir la lengua, sea con diferencias dialectales, y la religión mayoritaria, tienen muchas características en común. También es importante distinguir entre dos contextos de enseñanza: uno de no inmersión y otro de inmersión. Dependiendo del contexto, es el profesor el que debe acostumbrarse más a la cultura de sus alumnos o el alumno el que debe acostumbrarse más a la cultura extranjera del país donde está estudiando la lengua.

Se considera sumamente importante que se reduzcan los estereotipos o que al menos se expliquen los orígenes de donde provienen. Es tarea del profesor establecer un ambiente en que el alumno pueda asimilarse con la cultura extranjera.  Aparte de estos factores extralingüísticos, se debería prestar atención a los factores pragmáticos y sociolingüísticos en cuanto a los actos de habla, la cortesía y el registro. Asimismo, hay que tener en cuenta las costumbres kinésicas, como el hecho de que sea normal ir de la mano entre hombres y mujeres respectivamente (siempre que no sean parejas), o el hecho de que no se besen entre ellos.

Los aspectos kinésicos, pues, son muy diferentes a los de cultura española y occidental y además pueden provocar mayores malentendidos. Por ejemplo, los zapatos simbolizan desgracia en la cultura árabe y nunca se puede pasar un umbral calzado. Otra provocación es cruzar las piernas al estar sentado, ni tampoco se puede mostrar la suela del zapato. Son muchos los gestos que puedan ser insultantes, así son diferentes los gestos de negación y desprecio, pero también hay diferencia entre las distintas regiones arabófonas. En conclusión, sería recomendable que el profesor de una lengua extranjera se informara sobre estas diferencias para que no surjan malentendidos o incluso conlfictos dentro o fuera del aula.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s